Cómo hacer mascarillas faciales caseras

Cómo hacer mascarillas faciales caseras

No hay nada que una buena mascarilla no pueda curar. 


Son tan increíbles para eliminar el estrés de un mal día como para desterrar las antiestéticas manchas de sequedad, minimizar los poros y eliminar las manchas en la piel.


Pero en lugar de ir a tu tienda de cosmética favorita, puede que quieras mirar un poco más cerca de casa. En este caso la mejor opción sería una maquina para hacer mascarillas faciales , pero te compartiremos algunas recetas diy para distintas necesidades según tipo de piel.


5 recetas de mascarillas caseras

1. Receta de mascarilla facial DIY para equilibrar la piel seca

Si agotaste tu reserva de ácido hialurónico y tu piel seca todavía no está recibiendo el mensaje, entonces esta receta de mascarilla facial para la piel seca es la indicada para ti.


QUÉ NECESITAS

  • 6 cucharaditas de arcilla
  • 2 cucharaditas de jugo de aloe vera
  • 1 cucharadita de miel natural
  • Un chorrito de agua de manantial (o la más pura que tengas)

CÓMO FUNCIONA:

La mejor manera de equilibrar la piel seca es con una alimentación adecuada e hidratando.          Esta refrescante mascarilla hidratará tu piel desde el interior. 

Para obtener efectos calmantes, basta con añadir a la mezcla unas gotas de aceite esencial de lavanda. La lavanda es probablemente el aceite esencial más conocido; su distintivo aroma puede ayudar a relajar el sistema nervioso y es especialmente útil para aliviar los síntomas de inquietud, irritabilidad e insomnio.


Mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta suave, aplica un suave masaje en la cara y el cuello y deja actuar durante 20 minutos antes de removerla con agua tibia.

 

2. Receta de mascarilla facial DIY para tratar la hiperpigmentación

Si no te apetece echarle todos los ácidos y vitaminas a tu pigmentación, te tenemos la solución con nuesdtra receta de mascarilla facial para la hiperpigmentación que se centra precisamente en eso.


LO QUE NECESITAS

  • 1 cucharada de cúrcuma fresca/polvo de cúrcuma
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco
  • Agua para hacerlos pasta
  • 1 cucharada de miel o 1/2 palta (hecha pasta) si utilizarás jugo de cúrcuma

CÓMO FUNCIONA:

Esta receta de mascarilla facial utiliza pequeñas cantidades de cúrcuma fresca y jugo de limón para localizar la hiperpigmentación. Se ha demostrado clínicamente que la cúrcuma es un ingrediente que combate la hiperpigmentación y reduce la irritación de la piel y las arrugas durante al menos 4 semanas.


Basta con mezclar, aplicar en zonas concretas (con guantes para proteger las manos) y dejar actuar durante 3 minutos antes de remover. 


Repite la operación al menos dos veces por semana durante cinco semanas para ver los resultados.

 

3. Receta de mascarilla facial DIY para aliviar y calmar tu piel

Entre las rutinas de cuidado de la piel de once pasos y el smog de Santiago, nuestra piel puede verse abrumada y la irritación y el enrojecimiento son inevitables. Deja que esta receta de mascarilla casera alivie y calme tu piel en un instante.


LO QUE NECESITAS

  • 1 cucharadita de miel
  • 1 cucharadita de aceite de coco
  • ¼ de palta madura
  • 2 gotas de aceite de lavanda

CÓMO FUNCIONA:

Esta deliciosa mascarilla facial proporciona una hidratación profunda con el aceite de coco, un aporte de antioxidantes a la piel con la miel y un alivio de las rojeces con el aceite de lavanda. 


Mézclalo y aplícalo con una brocha para mascarillas para disfrutar de la mejor experiencia de spa en casa. 

Para hidratar y dar flexibilidad a la piel hay que recurrir a los ácidos grasos esenciales, como el aceite de coco y la palta. Esta es una gran mascarilla para hidratar y calmar la piel.

 

4. Receta de mascarilla facial DIY para hidratar y nutrir

Si tu crema hidratante actual no hace mucho por calmar tu piel seca, no busques más que esta mascarilla facial hidratante casera es lo que buscabas.


LO QUE NECESITAS

  • 1/2 palta
  • 1 cucharada de miel
  • Un puñado de avena

CÓMO FUNCIONA:

Sí, parece un desayuno digno de Instagram, pero abstente de burlarte de los ingredientes por un segundo, porque funcionarán mucho mejor en todo tu rostro.


La miel es un excelente humectante, lo que significa que ayuda a la piel a retener la humedad sin que se sienta grasa. 


Si se aplica con un masaje en las zonas afectadas, ayuda a mejorar el aspecto de las cicatrices, mejora la cicatrización y la regeneración de los tejidos. 


La avena por su parte tiene propiedades curativas e hidratantes. También es muy buena para nutrir, calmar y suavizar la piel. Y gracias a los aceites ultranutritivos, la adición de palta eliminará cualquier aspereza, dejando la piel sedosa.

  

5. Receta de mascarilla facial DIY para mejorar la textura y el tono desigual de la piel

No necesitas gastar mucho dinero en tratamientos faciales ni abastecerte de exfoliantes para conseguir una piel súper suave y flexible.


LO QUE NECESITAS

  • 1 cucharada de yogur natural
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo

CÓMO FUNCIONA:

Al igual que la leche, el yogur está repleto de ácido láctico que marca una diferencia visible en la piel al eliminar las células superficiales ásperas y sin brillo para dejar al descubierto otras mucho más nuevas y brillantes.

Gracias al imán de hidratación de la miel, la piel se siente suave y elástica, mientras que la cúrcuma es útil para combatir la pigmentación, perfecto si has estado expuesto/a al sol demasiado tiempo.


ANTES de que te vayas. 

No olvides utilizar la mascarilla el mismo día que la hagas. Los ingredientes expuestos al aire y a las bacterias se echan a perder rápidamente y pueden irritar fácilmente la piel. Para estar más seguro/a haz la mascarilla con ingredientes frescos y úsala antes de que pase una hora desde que la mezclaste.


SE PARTE DE LA FAMILIA XFOLIA!